Data Mining - Mantenimiento como actividad estrategica

Debido al impacto que puede tener en el negocio una óptima gestión de los activos, las herramientas EAM están llevando al mantenimiento a un nivel más estratégico al interior de las organizaciones.Información en tiempo real para conocer y monitorear el rendimiento de los activos productivos, así como realizar diagnósticos, reparaciones y compras remotas, incluso a través de PDA’s y celulares, son algunas de las funcionalidades que ofrecen hoy estos sistemas, que están siendo adoptados por empresas de todos los sectores.El aporte de las Tecnologías de la Información (TI) se ha extendido a prácticamente todas las áreas de las empresas. La creciente presión competitiva, sumada a una fuerte necesidad de ahorrar costos, ha llevado a organizaciones de todos los sectores a hacer cada vez un uso más intensivo de las TI. Este fenómeno, que se ha hecho más patente en las áreas de gestión comercial, producción y operaciones, está siendo hoy llevado incluso a la gestión del mantenimiento, a través del uso de aplicaciones y sistemas informáticos que permiten una mejor planificación, ejecución y control de esta actividad.De allí que las herramientas de software conocidas como EAM (Enterprise Asset Management) o Gestión de los Activos Empresariales se estén perfilando como una necesidad estratégica, ya que su implementación tiene un fuerte impacto no sólo en términos de ahorros de costos sino también de una mayor disponibilidad de las operaciones productivas, un aspecto crucial en el actual contexto de negocios.
Las herramientas EAM se insertan dentro de los tradicionales sistemas CMMS (Computerized Maintenance Management System), los cuales han sido utilizados para programar actividades de mantenimiento, realizar seguimientos de partes y hacer órdenes de trabajo en las plantas productivas. A diferencia de dichos sistemas, EAM es una solución que se integra con otras áreas de la organización, como operaciones, finanzas, recursos humanos, facilitando el intercambio de información y la mejora de los procesos en forma más integral. Desde ese punto de vista, EAM puede definirse como un conjunto de herramientas de software orientado a gestionar y preservar los activos de las empresas a lo largo de toda su vida útil, desde el momento en que se adquieren, hasta que son reemplazados o se venden. El despegue de estas herramientas se debe a que las organizaciones saben que cualquier detención no planificada de sus maquinarias es nefasta, pudiendo no sólo afectarla en términos económicos directos, sino también en la confianza y la imagen que tienen frente a sus clientes, socios de negocios y el mercado en general. Asimismo, las soluciones EAM contribuyen a resolver una situación frecuente en muchas empresas: la carencia de un seguimiento eficaz a la performance de cada activo, lo cual puede traducirse en su mala utilización, el desconocimiento exacto de su retorno sobre la inversión (ROI) y llevar, consecuentemente, a la falta de una planificación estratégica de largo plazo en el ámbito del mantenimiento.Al contar con aplicaciones de EAM, las empresas pueden monitorear sus equipos y máquinas, efectuar órdenes de trabajo en línea y controlar sus presupuestos, registrando datos específicos de cada evento relacionado con esta actividad y mejorando notablemente la gestión del mantenimiento predictivo y correctivo.Debido a su alto ROI, las herramientas de TI aplicadas al mantenimiento convierten a esta actividad en un área más estratégica para la organización, puesto que al contribuir a disminuir notablemente los períodos de detenciones no programadas que afectan a los procesos productivos y al facilitar los diagnósticos y reparaciones, se produce una baja en los costos de producción y una consecuente mejora del servicio al cliente, pudiendo incluso contribuir a mejorar las condiciones medioambientales.Lo anterior se debe a que un sistema EAM permite comparar el presupuesto planificado con el gasto real, asignar recursos y disponer de reportes para analizar y evaluar cada ítem en forma más eficaz y rigurosa.

El impacto de la adopción de un sistema para gestionar los activos es muy relevante. Según estudios realizados entre sus clientes por Datastream Systems, una de las compañías proveedoras de software EAM más reconocidas en el mundo, el ROI de activos puede llegar a incrementar el balance de una organización hasta en un 14% y los ingresos en un 10%, debido a la reducción de los gastos de capital por concepto de una mejor gestión de mantenimiento. Según la compañía, los sistemas EAM, mejoran hasta un 15% la productividad y mano de obra, ahorran hasta un 4% en la reducción del consumo de materiales, brindando beneficios directos de entre un 2% y un 3%, derivados de la disponibilidad de máquinas y líneas de producción. Asimismo, en un plan de mantenimiento programado, permite incrementar el precio de reventa de maquinarias e infraestructura en hasta un 50%.Uno de los aspectos clave en la gestión del mantenimiento de activos es la planificación, razón por la cual tradicionalmente este tipo de soluciones ha estado enfocada a empresas intensivas en capital, como la minería o la industria eléctrica, por citar los casos más emblemáticos. Sin embargo, debido a los beneficios señalados y al impacto que puede alcanzar el uso de las herramientas de EAM, el espectro de compañías usuarias de estas aplicaciones ha ido ampliándose paulatinamente, llegando a otras industrias, en empresas que disponen de un alto número de activos, que representan constantes inversiones. Algunas de estas empresas son las de transportes aéreo y terrestre, telecomunicaciones, hospitales y clínicas y centros comerciales, entre muchas otras.

Asimismo, desde el punto de vista de la evolución de las TI, los sistemas EAM han encontrado en la modalidad ASP (Application Service Providers) o de arriendo de aplicaciones vía Internet, una nueva vía para hacer más asequible este tipo de soluciones a un mayor universo de empresas. En este esquema, al adquirir una solución EAM no es necesario preocuparse del software, hardware o la plataforma, ni realizar las tareas de implementación o soporte, ya que sólo se paga por el uso de la aplicación, lo que se traduce en una reorientación de los recursos humanos y financieros al verdadero foco de negocio. En este contexto, gracias a la Red, el mantenimiento y la gestión de activos ha redundado también una mejora en las operaciones remotas, viéndose facilitado enormemente el intercambio de información en tiempo real entre los encargados del área y los técnicos en terreno, quienes pueden acceder a datos cruciales sobre los equipos y máquinas desde computadores móviles, asistentes personales digitales (PDA’s) y teléfonos móviles, reduciendo las tasas de errores, típicas del “papeleo”, y los tiempos de desarrollo de las faenas en distintos puntos geográficos. De esta forma, el mantenimiento, en la medida que se apoya con herramientas tecnológicas, permite no sólo una mejor planificación de los recursos necesarios sino también un óptimo registro de las actividades e historial de la gestión de los activos, vital para realizar análisis certeros y establecer controles de gastos.Los beneficios de las herramientas EAM pueden resumirse así:* Reducen los tiempos de detenciones no programadas de los activos productivos.* Aumentan la disponibilidad del equipamiento y líneas de producción.* Reducen los costos asociados a inventarios de repuestos.* Permiten planificar y controlar el mantenimiento de los activos.* Permiten optimizar el funcionamiento de los activos para cumplir con altos estándares, incrementando su vida útil y su valor en ventas futuras. * Permiten mantener un historial de la actividad para efectuar análisis y una mejor planificación.* Optimizan el uso de los recursos en operaciones realizadas en puntos remotos, especialmente en tareas subcontratadas.

Rafael Trucios

Author & Editor

Has laoreet percipitur ad. Vide interesset in mei, no his legimus verterem. Et nostrum imperdiet appellantur usu, mnesarchum referrentur id vim.

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 
biz.